martes, septiembre 26, 2006

Un hasta pronto y muchas gracias al bailarín, coreógrafo, director de la escuela de danza espiral y actor: Patricio Bunster



Patricio Bunster es sin duda unos de los artistas más talentosos y trabajadores que a habido en Chile. Desde mi corta trayectoria como artista, siempre lo he vinculado a la parte culta de los artistas chilenos, a la parte creadora sensible y por sobre todo generosa. Evidentemente los artistas poco generosos chilenos, que son los más, dirán que ahora que ha muerto todos hablan bien de él. PERO NO ES CIERTO. Patricio Bunster era un profesor, un pedagógo por sobre todas las cosas, era feliz al ver los logros de sus alumnos, y eso para que sepan los grandes creadores egoístas, no mermaba su increíble capacidad de crear grandes obras de arte. ERA GENEROSO. Se ponía en el lugar del otro. Esa sensibilidad tan característica de él, le permitió ser un gran actor, claro ¿quién mejor que él podría ponerse en el lugar de sus personajes? Si él lo hacia a diario con su gente.
Desde la nimia distancia espiritual que existe entre nosotros, te saludo, Patricio, te honro y me enorgullezco de que hayas existido tan cerca de mi.

lunes, septiembre 18, 2006

domingo, septiembre 10, 2006

...Dream is destiny...
Waking life es una de las películas más inquietantes de los últimos tiempos, con una estética curiosa que trabaja la animación para graficar de manera precisa las imágenes que pertenecen a la arquitectura de los sueños y un guión magistral, heterogéneo, lleno de inteligencia y muy coherente, Richard Linklater su creador nos traslada a una realidad paralela, dejándonos atónitos a los artistas del oficio teatral. Si pudiéramos ser tan fieles a nuestra visión de futuro y de arte probablemente llegaríamos a una producto artístico casi tan subversivo como es la película WAKING LIFE, que es fiel a sus propio manifiesto y jamás tranza en hacer la historia más digerible para que pueda vender más o ser producto cinematográfico típico gringo.
Linklater es fiel a sus ideas y no teme a mostrar conversaciones espontáneas de gente real que tiene mucho más que decir que muchísimos actores, ni tampoco en mostrar diálogos del individuo con sus propios pensamientos.

A menudo en la película acontece lo que uno mismo imagina, no cómo algo predecible, sino como un fenómeno que relata las imágenes mentales que uno crea de manera automática al mirar al otro mientras habla o simplemente vive, cuando digo imágenes mentales me refiero a imágenes que acontecen en nuestra mente y no en la realidad externa, y es aquí dónde uno se da cuenta de las distintas capas de realidad existentes en nuetras vidas qué el autor va desmembrando cómo las muñecas rusas, hasta llegar finalmente a un centro tan poco explorado como díficil de graficar.

El desafío de llevar a las tablas una obra de arte que esté construida bajo la arquitectura de los sueños es díficil, pero creo que sí los teatristas serios pudiéramos, estaríamos haciendo un arte aún más subversivo que el de la película Waking life, ya que el teatro de por sí es una realidad paralela, por lo tanto el mensaje sería aún más político e interesante; "Dramatizar lo que la mente humana es incapaz de entender a nivel consciente"

Indudablemente habitamos en distintas realidades y la menos explorada es la de nuestros sueños...Dream is destiny...